Lo que vivimos quienes no somos parte de la manada

No deja de sorprenderme la reacción (casi general) de las personas que habitan en sociedades tradicionales y conservadoras, cuando escuchan o identifican algo que no forma parte de lo que piensa o hace “la manada”.

Es tan interesante ver cómo la diferencia de gustos, de comportamientos, de formas de ver la vida desata el “monstruo peludo” que muchos llevan dentro, porque sencillamente no entienden, no toleran o no fueron educados para respetar las diferencias.

El otro día estaba en una cena y me preguntaron que si quería un trago, y dije que no, que prefiero agua o jugo, y solo eso bastó para que me hicieran un interrogatorio de por qué no quería alcohol, con la secuencia de opiniones que no había pedido y con una que otra cara de sorpresa, porque en nuestro paisaje (República Dominicana) se bebe más alcohol que leche, y se promueve desde la familia.

Me pasa lo mismo cuando digo que no voy al salón, que no me pinto las uñas, que no me gusta el dulce, que no como bizcocho, que solo tengo una persona que me ayuda con los quehaceres de la casa y que va solo tres veces a la semana, y otras tantas cosas que para muchas personas resultan “anormales”.

También puedes leer:   Libres y despeinadas

El problema se agudiza cuando hablamos de temas donde se involucran las creencias religiosas y morales que todos tenemos, y por mala suerte, la manada quiere medir el “nivel de pureza” de quienes no siguen el patrón y tocan temas neurálgicos como la homosexualidad y la creencia o no en Dios, para ver si te tratan bien o si te tiran los perros detrás.

Vivimos en una sociedad donde el tema religioso se relaciona y mide todos los comportamientos sociales y que, en la mayoría de los casos, pesa más que las acciones. Entiendo que la religión gobierna las mentes de muchos, que miden y juzgan a quienes no promueven ni les interesa revelar sus creencias, porque tienen todo el derecho de hacerlo.

Cuando alguien me pregunta o quiere investigar mis convicciones y creencias se está metiendo en mi privacidad, y eso no lo tolero. Entiendo que si una persona tiene que medir tu nivel de bondad o si para tratarte bien necesita que le confirmes que eres cristiana, evangélica, apostólica o romana, o que vayas a la iglesia todos los domingos, o que le digas que odias a los homosexuales y que es algo aberrante, te está revelando su grado de inteligencia y de sentido común, por lo que no merece que pierdas tu tiempo dando explicaciones que no llenarán ese hoyo negro.

También puedes leer:   Ser mujer en un mundo diseñado para hombres

Mi convicción y mi visión de la vida me guía a actuar bien sin mirar  a quién, porque es lo que he aprendido, a ayudar a los que puedo, a aportar mi huella positiva en el mundo para tener paz interior, no para quedar bien con nadie, ni porque me están viendo, ni mucho menos porque me pasarán una factura.

Entiendo que cada quien tiene derecho a creer y a decir lo que quiera, y eso lo respeto sin discusión, lo que no tolero ni acepto es que me quieran medir con una “vara de una doble moral” que manda a todos a aparentar que son buenos, a escudarse en la “palabra de Dios” y a ser expertos conocedores de los versículos de la Biblia, para esconder a verdaderos monstruos sociales.

A pesar de que crecí en una sociedad que me aportó sus valores, que nací en un país que promueve o incluso impone sus creencias y patrones sociales, me rehuso a ser como la manada y a ajustarme a rajatabla a convicciones que no me convencen.

También puedes leer:   El verdadero éxito

Prefiero seguir investigando, prefiero mil veces tener paz interior porque soy coherente a lo que me cuadra; prefiero seguir aportando mi huella positiva en el mundo respetando lo que los demás quieran hacer con su vida, porque me hace sentir mejor persona, no porque a otro le guste o no.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

14 comentarios en “Lo que vivimos quienes no somos parte de la manada”

  1. Oriana Sánchez

    Elaine hace poco te encontré, comencé a seguirte, me identifiqué y promuevo lo qué compartes, me encanta saber qué no estoy sola en medio de la manada y qué a pesar de las críticas qué recibo me siento en paz y coherencia con mi sentir. Un abrazo

  2. Pingback: Nos entrenan para que nos olvidemos de nosotros | Elaine Féliz

  3. Wao! No estoy sola en el universo! Cuántas veces he escuchado que soy rosca izquierda, cuadrada y mucho más solo porque tengo mente propia! No a la manada!

  4. Angelica Vasquez

    excelente articulo!

    me siento muy identificada con el, ya que tengo una hija que esta viviendo en el extranjero y me cuenta sobre la presión que infunden sus “amigas” en ella, simplemente por el hecho de comportarse de una manera distinta a la que ellas entienden deben aprobar.

    Acabo de compartirlo espero le sirva a ella y a otras personas.

    Me encanta su pagina Elaine es super interesante lo que hace cada día para orientar a una sociedad que en lo que a mi respecta no tiene identidad propia.

    Gracias!!

  5. Jeffrey Medina

    Cada articulo que tengo la oportunidad de leer, me hace amarte mas como ser humano, ya que el tipo de pensamiento que tiene va muy de la mano con la realidad que vivimos.

    Adoro leer cada linea que escribes!

  6. INTERESANTE ARTICULO CON QUIEN ME IDENTIFICO EN ALGUNOS PUNTOS PERO NO ESTOY DE ACUERDO EN OTROS:1.CUANDO UNA NACIÓN MUERE ES PORQUE DEJA A UN LADO SUS CONVICCIONES, TRADICIONES Y SÍMBOLOS, Y ESO ES CONSTATA BLE EN CUALQUIER INVESTIGACIÓN SERIA DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD: CADA VEZ QUE ELLOS IMPERIOS COMO EL ROMANO, CARTAGO , GRECIA SE ALEJARON DE SUS CREENCIAS ESO IMPERIOS MURIERON COMO SOCIEDAD, EN NUESTRO CASO VAMOS AL PRECIPICIO EN UNA SOCIEDAD ENFERMA POR LOS CAMBIOS HACIA EL LIBERTINAJE Y LA DESVALORIZACIÓN DE LA VIDA, POR ESO VEMOS EL DETERIORO A TODOS LOS NIVELES

    .2.CUANDO BUSCA PAZ NO LA VAS ENCONTRAR EN NINGÚN SISTEMA HUMANO AUNQUE TE RESISTAS SOLO EN UNA RELACIÓN CON JESÚS PUEDE LLENAR ESE VACÍO QUE HAY EN TU CORAZÓN, DE MANERA QUE NO IMPORTA LA FRUSTRACIÓN O RECHAZO DEL PASADO , EL TIENE PROPÓSITOS ESPECIALES CON TU VIDA

  7. wAOOO Me siento muy identificada con este articulo, es el reflejo de mis pensamientos y mi filosofia de vida. Gracias Elaina, sigue compartiendo estos temas tan inetresantes.

  8. Pues ese artículo parece que lo escribí yo ,me encantó siempre dicen la Biblia dice pero yo digo como dice Ricardo Arjona lo que ahí está escrito se resume en amor vamos a practicarlo

  9. ROSAURA MATEO MEJIA

    CADA ARTICULO QUE ESCRIBES ES TAN INTERESANTE LLENO DE REFLEXIONES QUE MUCHAS COINCIDE CON LO QUE PIENSO. EN REALIDAD HAY UN ATAQUE FEROZ HACIA EL EMBAJADOR Y SU ESPOSO CUANDO SU BLANCO DE ACCIÓN SON LOS HOMOSEXUALES Y LAS LESBIANAS. NO HA VENIDO A IMPONERLES SUS CREENCIAS A AQUEL QUE NO LAS COMPARTE, SIMPLEMENTE APOYA A LOS QUE AL IGUAL QUE EL COMPARTEN UN ESTILO DE VIDA DIFERENTE.

    TENGO MI CREENCIA Y FORMACIÓN RELIGIOSA Y NO ESTOY DE ACUERDO CON EL, PERO SI DEJÁRAMOS DE PRESTARLE TANTA ATENCIÓN A LO QUE HACE ESTA PERSONA CREO QUE VIVIRÍAMOS MAS FELICES.

    POR ESO ME GUSTA CADA OPINIÓN ARTICULO O FRASES QUE COMPARTES…….

  10. No somos de la manada! Desde pequeńa he sido la diferente, la rebelde, la cuestionadora, porque tengo que ser la copia fiel y exacta de lo que esta sociedad quiere imponernos? Ha pasado mucho tiempo, soy feliz como soy, no sigo los patrones, tengo identidad propia , està demäs decirte que son [email protected] que me cuestionan por mi ser diferente, pero coherente con mi forma de ser y actuar. Elaine sigue siendo como eres, marcando la diferencia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *