Lo que nunca nos dijeron

Las que ya tenemos algunos años de matrimonio y hemos aprendido a conocer nuestro cuerpo y nuestras zonas de placer, hemos tenido que aprender en la marcha, en base a nuestra propia experiencia sexual, una serie de hechos y experiencias donde hemos tenido que mover a un lado nuestros mitos e ideas erróneas que nos han inculcado desde nuestra infancia.

El silencio nos educó efectivamente en que no debíamos preguntar, ni hablar del tema, porque sencillamente nuestros padres y madres nunca lo hicieron.

Este silencio y falta de dirección es una de las razones por las cuales muchas mujeres, por no decir la mayoría, no disfruta un orgasmo y no sabe cómo conseguirlo.

Nos falta educación sexual para el placer, y esto incluye a los hombres; y aunque sabemos que cada quien es responsable de su propio placer, la mujer se queja de que el hombre no sabe tocar de la manera adecuada, y que se concentra en su propio orgasmo; mientras, a la mujer, se le hace difícil explicarle porque ella misma tampoco sabe, o para no ofender su ego masculino.

También puedes leer:   Mujeres: Enemigas y rivales

Muchas parejas exitosas refieren que una de las cosas que más valoran de su relación y de estar juntos por tantos años, es que han podido crear un diálogo sexual, saben cómo y dónde tocar, cómo comenzar, y qué decir para que el otro u otra disfrute. Han logrado una de las metas de cualquier pareja: “hacer el amor”, no solo el sexo.

Eso que nunca nos dijeron y que hemos tenido que investigar solas, debió habernos llegado antes, y de las personas adecuadas.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *