Lo que me dijo la joven del vestidor

Un viernes caluroso de agosto, estaba en el vestidor de una de mis tiendas favoritas midiéndome opciones para mi programa de televisión, y de repente, escucho la conversación de dos mujeres que, por lo que hablaban, pude deducir que era una clienta y una amiga que la acompañaba. Como el vestidor estaba vacío, y ellas estaban justo al lado del mío, se podía oír claramente la conversación en la que quien se estaba midiendo la ropa decía: “Es que si tuviera más caderas me quedaría bien, búscame otra opción mana”, y la amiga le decía: “Querida, pero es que vas a tener que ir al cirujano pronto porque te has medido la tienda completa y nada te queda bien”, a lo que ella le responde: “Es que soy muy flaca, y nada me queda bien”.

Oyendo la conversación, me indigné y tuve que salir a ver al supuesto “monstruo de la laguna azul” que estaba en el vestidor de al lado y confirmar lo que estaba oyendo. Cuando salí, me encontré con una joven muy linda, con un cuerpo que cualquier modelo quisiera tener; y me dolió el alma. Respiré y le dije: “Debería dolerte todo lo que te estás diciendo, eres preciosa y no te lo crees, y tienes lo que muchas quisieran”. La joven me mira con ojos de tristeza y me dice: “Es que soy muy flaca, y no me gusta mi cuerpo”.

Cuando la escuché, entendí que por más linda que fuese, ella se odiaba y eso era lo único que importaba, entendí que nada que pudiera decirle en ese momento podía hacerla entender lo hermosa que es y lo errada que estaba. Lo que hice fue mirarla y decirle: “Tienes trabajo por hacer, comienza a amarte y a apreciar cada parte de tu cuerpo (sin compararte con nadie) y toda la tienda te quedará perfecta”. La amiga me miró y lo único que hizo fue sonreír, me dio un abrazo y me dijo: “Gracias, ella necesitaba oír eso”.

Al salir de la tienda, me quedé con la joven en la cabeza y reflexioné en cómo nos damos la tarea de insultarnos, cómo maltratamos nuestra esencia en busca de parecernos a alguien que salió en una película que vimos en la televisión o a una imagen retocada y producida que salió en una revista de modas, y eso es un abuso mayúsculo a nosotros mismos.

Cuando converso con cirujanos plásticos que colaboran en mi proyecto Rexpuestas, uno de los temas que siempre me refieren es que les sorprende ver como muchas de las mujeres que van a su consultorio le llevan las fotos de artistas o celebridades como modelo, para modificarse y parecerse a estas, y eso me encoge el alma, porque a quienes nos tenemos que parecer es a nosotros mismos, porque el molde que tenemos que pulir es el nuestro, y porque no somos clones, somos seres humanos únicos y bellos desde nuestras diferencias.

Esa tarde confirmé una de mis frases favoritas: “Para ser la persona más bella del mundo, lo único que tienes que hacer es creértelo, y es que pocos quieren hacerlo”.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

También puedes leer:   Mamás muñecas

30 comentarios en “Lo que me dijo la joven del vestidor”

  1. Pingback: ¿Las tetas pa’ cuando? | Elaine Féliz

  2. Hola, me gusto mucho este articulo, y me puse a reflexionar porque yo me quejo de que estoy gordita, y no soy feliz cuando me mido la ropa, pero en verdad muchas quisieran estar un poco mas llenita, debo aprender amarme como soy y vestirme no con lo que le queda bien a una flaca, sino con lo que me queda bien a mi.

  3. Las mujeres especialmente tenemos una batalla porque existen personas que no saben saludar sin dar sus tontos comentarios como por ejemplo: ¡tu si estas flaca te vez horrible así flaca! O en el peor de los casos ¡muchacha estas demasiado gorda!¿y que fue lo que te pasó? Lamentablemente esta es nuestra realidad la cual debemos afrontar se que no todas estamos felices con nuestros cuerpos y mas que tenemos personas que siempre nos lo recuerdan, en este caso he aprendido a ignorar esas cosas porque solo una persona sale afectada con eso y esa soy yo, un día mi novio y yo hablabamos de cuerpos y el mencionó que le gusta el mio yo obviamente lejos de sentirme alagada me senti sorprendida porque soy delgada aunque con trasero y caderas pero segun yo en ese entonces con cuerpo de niña jajjaja pero pude notar que mis imperfecciones solo las hacia yo misma y pude liberarme no del todo pero ahí vamos.
    Leo siempre todo lo que publica y con muchos de ellos me he sentido identificada y me han ayudado mucho.

  4. LIZETH , de Honduras Muy interesante su artículo, es para reflexionar, hay que darle gracias a Dios porque muchos daríamos estar en óptimas condiciones para poder movilizarnos gordas, flacas, mal formadas somos una creación de nuestro Señor Jesucristo. Yo soy una persona minusválidos y aún así doy gracias a la vida porqué me recomiendo en darme un esposo y dos bellos hijos. La vida es bella hay que vivir el momento después Dios dirá.

  5. Más que tus articulos me gustan tus reflexiones…quisiera decir que estoy contenta con mi cuerpo pero no es así, en estos últimos tres años de mi vida he aumentado mucho de peso por motivos de salud, aunque tampoco diría que odio mi cuerpo porque se que no es mi culpa así como entiendo los motivos por los que no bajo de peso tampoco, otra cosa que tengo de seguro es que aunque baje de peso mi cuerpo no volverá a ser el mismo, tampoco quiero que se parezca al de nadie más porque es mi cuerpo, y aunque mi cambio a provocado cosas que nunca imaginé en mi vida como ejemplo que “mi pareja” de 8 años y padre de mi hijo me dejara por una mujer más joven y con mejor cuerpo que yo por más que dolió y duele no me permití sentir odio por mi cuerpo porque se que no solo puedo volver a adelgazar se que puede ser mejor dentro de mi estructura física y empeño!

    1. Hola Stephanie. Es importante aclarar que tu pareja no te dejó porque engordaste, esa fue una excusa barata para enmascarar falta de compromiso, de madurez emocional y de amor hacia ti. El amor y el compromiso están por encima de las arrugas y de las libras, nunca lo olvides. Entiendo que puedes volver a tener salud y a sentirte cómoda en tu propia piel, busca ayuda médica y cambia tu estilo de vida y de alimentación a uno más saludable y verás el resultado positivo que tendrás. Saludos cordiales

  6. Muy buen articulo, las mas linda se encuentran mas fea o gorda y asi es como dice elaine, es una pena, yo misma me acomplejo de mis piernas flacas

  7. Yo me siento de lo más feliz con mi cuerpo y apariencia. Pero el problema está en mi madre que vive diciéndome que si estoy gorda que debo rebajar que esto y que lo otro me da rabia porque me siento súper .ojo mifo 6’3 y peso 160

  8. Es muy triste … nunca he sido delgada, siempre he tenido mis libritas de mas, pero me sentia muy bien conmigo misma — despues de todo, soy una persona muy alta de estatura, y las libras se riegan un poco… Pero despues de haber tenido mis Joyas (una nena de 4 y un nene de 6) no es lo mismo, mirarse al espejo, ver un mantel de piel colgarte al frente y sentirse muy confiada… no es Facil! y se que muchos dicen, Son tus marcas de tiguresa! hahahaha seamos mas serios!, es dificil, es triste y hay muy poco que el ejercicio de por si pueda hacer — las mismas personas que te critican por tener este o aquel defecto, son las mismas que no soportarian mantener una critica destructiva para sus adentros. Todavia a la fecha, no he podido tener la confianza en mi que tenia antes, y ni hablar del hecho de que quiero volver a tener citas! Ufff.. eso es otro plato aparte!

  9. muy Bueno el articulo, yo siempre veo lo mejor de mi , mi esposo me dice que soy muy vanidosa y le contesto es el precio que Pago por ser mujer, hablando en serio creo que los seres humanos somos perfectos, que hay cosas mas importantes que la apariencia fisica, y eso es lo que debemos cultivar , el fisico cambia con los años pero nuestra esencia como ser humano aun cuando ya no estemos se quedara , gracias por tus articulos

  10. Nunca le di importancia a la forma de mi cuerpo hasta que empece a trabajar. Mis compañeras empezaron a decirme cosas como “tienes esas manchas en la cara”, “no te gustaría tener la boca más grande”, “yo preferiría tener menos senos y más pompas” y a esto se suma el hecho de que en la escuela un joven me relajaba por tener el cuello largó. Como resultado por mucho tiempo fui una persona llena de complejos. Cuando conocí a quien hoy es mi esposo todo eso cambio. El me ha hecho entender que no había ningún defecto en mi. Siempre me ha dicho que le encanta mi cuerpo incluso acabando de tener a nuestra hija, sin saber lo que yo pensaba de mi me decía cosas como “amo tus pecas” y siempre ha demostrado que lo que menos me gustaba de mi físico es lo que a el le gusta más de mi. Le estoy muy agradecida porque sin saberlo me devolvió la confianza y me ha hecho entender que dejarnos influenciar por lo que opinan otras personas nos destruye poco a poco.

  11. Excelente articulo, me identifico en algunas cosas, me siento fea, aunque las personas me dicen que no, pero es como usted dice Elaine, tengo que creermelo yo primero para sentirme linda como los demas me ven.

    Benciones para usted y familia.

    1. Manuela encuentra tu propia belleza, busca eso que tienes que te hace ser Manuela, esa diferencia te hace hermosa, por la sencilla razón que no hay nadie igual a ti. Saludos cordiales 🙂

  12. Tengo dias siguiendote y leyendo tus articulos por que siento que tus palabras me impulsan a ser yo y a salir del oscuro mundo de querer aparentar para los demas haciendonos daño sin darnos cuenta, muchas felicidades besos.

  13. Tienes mucha razon! Hace un tiempo yo estaba igual que esa chica, me acomplejaba de tener un cuerpo que para mi criterio era muy “delgado” mis primas siempre me decian que mi cuerpo estaba bien, pero yo nunca me lo creia, evitaba ir a la playa o piscinas solo por no ponerme la ropa de baño, porque no tenias suficientes caderas ni trasero, era una tortura para mi yo ver a mujeres con cuerpos tipo reloj de arena y yo tan diferente… todo eso cambio en el momento que yo empece a elogiar las cosas bonitas que me gustaban de mi cuerpo, desde ahi las cosas que me acomplejaban empezaron a perder importancia, ahora yo amo mi cuerpo, desde las puntas de mi cabello hasta las puntas de mis pies; todo es cuestion de empezar a ver nuestros atributos en vez de las imperfecciones.
    Saludos Elaine, siempre leo todas tus reflexiones.

  14. ES MALO NO GUSTARLE A UNA SU CUERPO?EN MI CASO NO ME GUSTA Y TRATO DE MIRAR ALGO QUE SEA BONITO EN MI,PERO COMO ME VA GUSTAR TENER UN CUERPO FEO..NO SOY CIEGA APARTE MI CUERPO CAMBIO ESE NO ERA EL QUE TENIA ANTE,Y NO SE TRATA DE VOLUMEN ES CUESTION DE CONTESTURA,DE TENER UN CUERPASO PASE A TENER UN CUERPO FEOO Y PICO

    1. Hola Yeyogy, te confirmo que no es lo mismo que quieras mejorar tu apariencia y bajar o subir de peso, a que no te guste tu cuerpo, porque a pesar del sobrepeso o de la delgadez extrema eres bella y eso nunca puedes olvidarlo. Es vital que entiendas que tu valor no está en unas medidas, ni en el color de tus ojos, tu vales porque eres única y diferente y en esa diferencia está tu belleza. Aprende a amarte y a mejorar lo que no te gusta sin olvidar que unas medidas no te definen. Saludos cordiales

      1. muy bien entiendo,en mi caso no es de volumen que seas gorda oh que sea flaca,es una realidad que hay persona con un cuerpo bonito y [email protected] de espanto y un cuerpo deproporcionado no le puede gustar a nadie,ok con esto no digo que me siento al menos ni es mi enfoque pero hay momenos y cituaciones que como decimos te afecta aunque solo sea por momentos,claro yo me enfoco en otras parte que me satifacen ,pero no creo que eso se puede ignorar ni olvidarse,entiendo no debemos vivir priorisando para sentirnos mal pero es real

  15. Me quedé sin palabras con este artículo, wow si somos muy delgadas es malo y si somos muy gordas también, yo soy bien delgadita naturalmente y ya estoy cansada de no aceptarme como soy, estoy harta de mis complejos y de querer tener otro cuerpo, soy preciosa, lo sé pero aveces el espejo pelea conmigo y me dice lo contrario, necesito amarme y aceptarme como soy :/

    1. Hola Rosa! Gracias por leerme. Lo más importante es que reconoces que tienes trabajo y que necesitas amarte. Ese es el primer paso para iniciar y aunque no lo creas, es uno de los más importantes. Hazlo y comienza a darte el valor que tienes, porque eres hermosa. Fuerte abrazo 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *