El esposo de mi amiga que busca novia

Un sábado en la tarde, mi esposo y yo nos encontramos con unos amigos que conocimos en la universidad, que hace años no veíamos, y decidimos sentarnos juntos.

Nos pusimos al día con nuestras vidas, ellos y nosotros estábamos al tanto de las vidas digitales de cada uno, porque las redes no fallan en su labor de mantenernos conectados, aunque nunca nos veamos en persona, ni nos dirijamos la palabra si nos vemos en la calle. En medio de la conversación, uno de ellos me dice: “Necesito que me aconsejes, porque sé que dominas muy bien el tema; estoy buscando una novia porque mi esposa está recién parida y no me hace caso, todo es la niña y yo soy como el perro de la casa”.

Mirándolo fijamente me quedé pensando en frío qué podía responderle sin ofenderlo, y lo que me salió fue decirle: “Ajá, cuéntame más de tu relación”, y él de inmediato comenzó a contarme lo buena esposa que es, lo bien que se llevan en el sexo y hasta me confesó que la ama, pero hizo una pausa para explicarme que se siente descuidado, que no puede seguir aguantando su deseo sexual cuando llega a la casa cansado del trabajo y su esposa está con la niña, que definitivamente necesita desahogarse y que lo atiendan como él se merece.

También puedes leer:   Lo que nunca nos dijeron

También me contó que es un excelente padre, pero que no le cambia el pañal a la niña, porque eso “no es de hombres”, que si fueran varón sí lo hiciera; pero como es hembra, prefiere irse cuando la están bañando, porque no le gusta ver su vulva.

Después de respirar como 2,500 veces para no pararme e irme, debido a la impotencia que sentía, decidí callarme y escucharlo, porque pienso que si hubiese hablado en ese momento, me hubiese dado un infarto de la ira que sentía, pero mi incomodidad no con él, mi rabia era con la sociedad en la que he crecido, que es experta en fabricar “machos varones masculinos”, que en honor a su pene, se llevan el mundo por delante, incluido a ellos mismos.

Lo que más ira me da es ver cómo ese machismo vacío y obsoleto supera el rol de padre, y le enseña al hombre que la vulva de su hija es sucia y que este órgano sexual femenino solo vale y se aprecia cuando satisface un deseo sexual, dominado por un instinto netamente animal.

Me mató verlo desconcertado, porque la misión para la que ha sido criado le dice que lo más importante, y en lo que nunca debe fallar es en satisfacer su ego de macho alfa, aunque sacrifique una relación de pareja que funciona, con una mujer que dice amar, y eso no es justo, porque los machos masculinos son el resultado de un error social, de una falsa idea construida por quienes entendieron que los que tienen pene son los que valen, y que muchos siguen comprando y siguiendo al pie de la letra. Porque los machos varones masculinos terminan solos, porque no saben mantener emocionalmente a una mujer que los ama  y que está dispuesta y enfocada en compartir la vida con ellos, por lo que luego tienen que comprar compañías de momento, porque solo el dinero les devuelve un poco de afecto y sexo.

También puedes leer:   Lo que vivimos quienes no somos parte de la manada

Me apena muchísimo el futuro de esa niña, porque está siendo criada por un hombre que es su modelo para elegir al que será su pareja cuando sea grande y es un modelo tóxico y dañino.

Me apena porque tiene un padre que le enseñará que vale poco solo por ser hembra, y que si su madre está enferma o indispuesta sexualmente él se buscará otra, porque la mujer solo sirve para eso, para estar disponible sexualmente las 24 horas del día, los 7 días a la semana. Pero le enseñará lo peor que se le puede enseñar a una niña, que ella vale tan poco que tendrá que aguantar ser la segunda si ama, porque el macho masculino que elija vale tanto que necesita dos o más mujeres que puedan satisfacerlo.

Ese padre nunca peinará a su hija y le enseñará que un hombre puede ser sensible sin dejar de ser macho macho, porque sencillamente no sabe hacerlo, ese padre nunca se sentará a conversar con ella sobre la menstruación, ni sobre cómo se siente con su novio, porque las cosas de mujeres lo minimizan y, por desgracia, le tocó una hija que ama, pero que no acepta… ¡Que pena!

También puedes leer:   El cuento de hadas en el que viven muchos padres de hoy

Video recomendado:

Elaine Féliz en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

23 comentarios en “El esposo de mi amiga que busca novia”

  1. Pingback: Machismo: ¿Cómo afecta a las mujeres y a los mismos hombres?

  2. no tengo hijos tampoco pareja, no me he casado, solo soy estudiante pero mi madre si me educo de una forma muy general para las cosas; reconozco el articulo no por mi si no po alguien a quien conozco y hace lo mismo que describiste tu, soy amigo de su esposa desde antes de ellos estar casados y un dia ella me conto que mientras ella trabaja el dejaba que ella (la niña,menor de 4 años) se bañanase sola mientras ella trabajaba, yo mismo me pregunte pero cual es el inconveniente de bañar a la niña el? porque para mi no significaba nada en cuanto a lo otro nose.

  3. angela rojasa

    Fabuloso este articulo! quiero preguntarte, tienes algo publicado sobre hombres egocéntricos de 40 que prefieren buscarse jovencitas de 20s para ser “felices” a salvar o trabajar sus matrimonios? como termina eso, analisis estadisticas, etc? te lo agradecere mucho,

  4. Mi hermano esta casado y tiene una niña y el al igual que su madre se ocupa, de bañarla, peinarla {aunque dice que no sabe se la lleva a mami pero no lo deja de hacer por machismo] hasta salen solos el y la niña y comparten. Mi sobrina adora a su padre y lo respeta. Y mi hermano asuem su responsabilidad de padre y si tiene qeu cuidar a la niña ya sea, bañarla, cambiarla, cuidarla, jugar con ella, llevar al cole, hacer la tarea lo que sea lo hace.

  5. Me encanto el artículo. Te sigo siempre; soy esposa y madre felíz, porque tengo un compañero que lucha codo a codo conmigo por nuestra familia y la relación de pareja. En mi hogar no existe el machismo, nunca existió tampoco con mis padres, recuerdo con cariño la dedicación de mi padre conmigo y con los quehaceres de la casa, para mi ese era el modelo ideal de hombre, uno sin prejuicios y por eso desde siempre supe con que tipo de hombre debía compartir mi vida y tener hijos con los cuales seguir multiplicando el patrón.

  6. MUY BUEN ARTICULO..DEBO DECIRTE QUE SOY PADRE DE DOS HEMBRAS.UNA YA ES ADULTA, 19 AÑOS Y LA OTRA 8 AÑOS..CON MIS DOS HIJAS HE HECHO LAS LABORES QUE FUESEN NECESARIAS COMO BAÑARLAS, DARLES DE COMER, AYUDARLAS A SUS TAREAS, DORMIRLAS Y SOBRE TODO DARLES CARIÑO..ENTIENDO QUE ESTO ES RESPONSABILIDAD DE AMBOS PADRES SIN IMPORTAR EL SEXO DE LOS HIJOS..

  7. buenisimo escrito y hermosos comentarios, a mi también me toco un super papa, gracias a Dios que cambia panales, ducha , peina y cambia a nuestra hija. Gracias a Dios mi hija cuando crezca entenderá que no debe conformarse con nada menos que un hombre como su papa, que la respeta y la valora al igual que el. Muchas veces las mismas madres influencian a sus hijos a ser así, es una pena, pero como dijeron antes, estamos cambiando pasito a pasito. Debemos aportar todos con nuestro granito de arena, los padres a demostrarle a sus hijas con el ejemplo, las madres a criar hijos que respeten y ayuden a sus mujeres. Cerremos los círculos nocivos a traves de la crianza. Si se puede.

  8. Me encantó este artículo. Yo ardo en rabia cada vez que veo eso. Tengo 30 años y recuerdo que papi me peinaba, que lavaba los paños míos y de mis hermanos porque mami llegaba último del trabajo. No era que “ayudaba” con los quehaceres de la casa, es que él entendía que era cosa de dos y crecí viendo que por más que uno acomode a los hombres, cuando ellos tienen claro la igualdad, no importa qué tan mal acostumbrado esté a que le hagan todo, ellos entienden que tienen que tomar parte activa en las cosas de la casa porque son de dos. Recuerdo que también decía cuando era más joven que a la hora de tener un hijo, querría para mi hijo un papá como el mío. Y la vida me premió con un hombre maravilloso que cree en la igualdad y que no le pesa lavar biberones, cambiar pañales, lavar la ropa, planchar, hacer cena y sentarse conmigo en el mueble a ver tv abrazados. Y no lo hace por ayudarme, simplemente porque entiende que es trabajo de dos! Pienso criar a mi hijo para que sea un hombre que crea en la igualdad y ninguna mujer “pase trabajo” con él.

  9. Hola Elaine, Hermosa reflexión, como siempre digo das en el clavo. En mi caso tengo un varón al que mi esposo ha cuidado con mucho esmero y dedicación. No tengo quejas, es un esposo y padre ejemplar y amoroso. Hace escasos dos años la esposa de un amigo de él (que no conozco mucho) dió a luz su segundo bebe, una nena hermosa. Mi esposo fue a visitarlos y se encontró con tremenda sorpresa. La nena estaba llorando porque estaba sucia, había que cambiarle el pañal pero su madre estaba en el doctor por chequeos de rutina. Mi esposo le dice que porqué el no hacia algo, su respuesta destrozó a mi esposo. Le dijo que estaba esperando que su madre (la abuela de la niña) llegara para que la “limpiara” porque nunca lo había hecho, “eso era cosa de mujeres”, mi esposo indignado ni te imaginas todo lo que le dijo. Acto seguido buscó lo necesario e hizo su labor de padre. Hasta durmió la niña luego de darle su comida. Meses después fui con el a visitar a sus amigos y aquel caballero machista veía las cosas desde otra óptica, nos comentaba su esposa que le había cambiado la vida ese acontecimiento de aquel día. Y le agradeció a mi esposo lo que hizo por su hija.

    1. ¡Waoooo Julissa! ¡Qué emoción me da leer este mensaje! Me encanta que hayan padres que hacen la diferencia. Te felicito por la pareja que elegiste. Saludos cordiales para ti 🙂

  10. Mirfak Rowland

    Cuando tuve la menarquia, fue mi padre quien me sentó en sus piernas y llorando me explicó que una nueva etapa en mi vida acababa de iniciar. Amo a mi padre porque siempre nos cuidó como cuida un padre a sus hijas!!

  11. Muy bueno tu post. Tengo 17 años, y leo regularmente tu blog. Es increíble que este problema aun persista, me he encontrado compañeros en la universidad que afirman que jamas le presentaran una chica a su madre, ya nunca llegaran a enamorarse de nadie porque eso es para “palomos”. Solo en esa afirmacion se ve el machismo, de que solo buscan a una mujer para satisfacerse físicamente. Y lo peor no es eso, sino que esos son los que tienen mas mujeres atrás, y eso, sinceramente, da pena.

  12. Ay que bueno que lei lo con le aconsejo porque queria seguie leyendo.
    Yo estoy por experimentar la fase de la esposa recien parida, sin embargo siento la confianza de que él sera un padre excepcional ya que en estos casi 5 años de vivir juntos no he sentido que haya machismo, y muy al contrario un compañerismo. El cocina y lava sin problemas, solo no le gusta fregar jajaja. De igual forma lo compartire con el para asi irnos preparando y planificando cómo afrontar nuestro nuevo rol. Sin lugar falta muuuuuucho para que evolucionemos con respecto al machismo, pero considero que vamos dando pasitos positivoa de bebe al respecto ♡S

    1. ¡Que bueno que te gustó Steph! Me alegra mucho que te haya aportado y que tengas una pareja que hace la diferencia. Les deseo lo mejor en este trayecto que apenas comienza. Te mando un cordial saludo 🙂

    1. Hola Lupita, te confirmo que le recomendé que converse con ella y que la invite a salir, que la saque del ambiente de la casa y le explique cómo se siente, que puedan plantearse un día a la semana para escaparse juntos y conectarse como pareja, le dije que este es sólo el comienzo de un largo trayecto de altas y bajas y que si desde el principio busca el camino fácil y no enfrenta la situación en base a lo que siente por ella, no tendrán futuro. Le expliqué cómo se siente ella, toda la presión que tiene como nueva madre, lo que la asusta y toda la carga que tiene, por lo que le pedí que la ayude un poco más, que le cambie el pañal a su hija, que la ayude a cambiarla y que sea el padre que le enseñe a su hija cómo debe tratarla su pareja cuando sea una adulta. Pienso que entendió mi punto y espero que haya desistido de buscarse una novia. Saludos cordiales 🙂

  13. Tambn tengo un esposo k hace de todo con mi nina, la cambia, la baña, le da de comer, le cuenta cuentos, y ahora que estoy nuevamente embarazada y de otra hembrita, me ayuda con todo en la casa, lava, trapea, friega y para nada le averguenza ni le quita el ser masculino! ! El único hombre que toca a mi niña es su padre!

  14. Me encantó leerlo. Yo soy madre de tres niñas las cuales puedo decir que su padre las peina,baña,les sirve la comida, les habla de todo. En este mundo se enseña que el hombre por su género debe satisfacer sus necesidades entre ellas la sexual a costa de su esposa. Lo voy a compartir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *