El beso del sapo de Romeo Santos

Conversando con mi esposo en medio de un rico café, me muestra un video del pasado concierto realizado en Punta Cana, en el cual Romeo Santos cerró su gira musical de este año 2016.

A pesar de lo delicioso que estaba mi café, tuve que poner la taza a un lado cuando escuché el discurso que le dio el cantante a las personas que pagaron para verlo, porque más que indignada comprendí una vez más que nuestra sociedad sigue reproduciendo personajes retorcidos a los que les sigue aplaudiendo sus estupideces. Comprobé una vez más que es cierto el refrán que dice: “Dale dinero y poder y siéntate a observar”.

Romeo en un tono prepotente y algo violento le reclamó al público porque no estaban eufóricos como él esperaba, y les recordó que si estaban tan tranquilos porque son personas adineradas, que él tiene más dinero que todos los que asistieron juntos. Una muestra de su mediocridad personal, de una prepotencia que se la ha dado el público que paga para verlo y escuchar su música.

También puedes leer:   Lo que ha desatado James Brewster, embajador de Estados Unidos

Lo que más me impactó fue enterarme que el cantante coloca una cama en el escenario de sus conciertos para jugar con las víctimas que se presten del público, con las cuales hace un show y refuerza su concepto tóxico de rey. Esto más que penoso, debería darle vergüenza a todas las que sueñan con que el famoso Romeo las bese o que juegue sexualmente con ellas, como si su cuerpo estuviera en liquidación o si valieran tan poco que merecen ser un objeto de circo que cualquiera puede tener.

Otra cosa que me molestó fue ver como algunas mujeres fueron al concierto con la esperanza de que Romeo las bese, lo que revela que el concepto de sí misma está muy mal y que necesitan entender que su cuerpo es su templo y que no cualquiera puede tocarlo.

Romeo Santos podrá ser un buen artista, pero está reforzando uno de los mensajes que más daño le ha hecho a las mujeres y a los mismos hombres, la idea de que un hombre es merecedor de un trono en el que todas las mujeres son sus esclavas sexuales.

Puedo entender que a alguien le guste un artista, que lo considere atractivo y hasta sueñe con tener una relación con él o ella, pero llegar al punto de convertirse en una marioneta de circo, el reforzar el ego de un “rey” que humilla y daña la imagen de las mujeres en el escenario, más que estúpido es irracional.

También puedes leer:   Lo que revela la foto de Luis Miguel gordo

Sueño con una sociedad que deje de alimentar personajes tóxicos que solo siguen reproduciendo prejuicios y falta de educación; aspiro a que lleguemos a un punto en el que entendamos que pensar no cuesta nada, y que nuestro cerebro es mucho más que un adorno.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

13 comentarios en “El beso del sapo de Romeo Santos”

  1. Pingback: El abuso de Romeo Santos a sus fans | Elaine Féliz

  2. Yo opino que tal vez el no lo quiso hacer por arrogante, el se referia mas bien a que esas personas que estaban en vip atento a que tienen mucho dinero quieren aparentar mas finura de la cuenta y no disfrutan el concierto, esos conciertos son para estar alegres bailando no sentados y aburridos.

  3. SIEMPRE LO HE VISTO COMO UNA PERSONA QUE LE FALTA HUMILDAD DESDE CUANDO ESTABA CON EL GRUPO AVENTURA. LE DIJE A UNA AMIGA QUE FUE AL CONCIERTO, QUE EL TIENE MUCHO DINERO PERO ES EL PUBLICO QUE LO HA HECHO RICO, EN VERDAD ES ARROGANTE.

  4. Yo no lo vi como un mal comentario, lo que pasa es que aquí estamos acostumbrados a que si tenemos dinero no podemos gozar en sana paz, tenemos que estar en VIP y aplastar al que pagó menos, considero que haber dicho eso fue un poco arrogante, pero las personas deben de manejarse y aprender a disfrutar por lo que pagan, por ver un show, porque todo es un show!

  5. Respeto a todo el que le guste Romeo, pero para mi no es un cantante porque canta playback, será artista porque en el renglón de las artes están los cirqueros y no quiero ofenderlo ni a él ni a quien lo escucha, pero tengo vergüenza ajena que cuando dieron el soberano invitaron artistas internacionales y nos mostraron más respeto del que ese “orgulloso soberano” nos ha mostrado jamás.

  6. La 1 y la 3 son las respuestas LA GALLINA NUNCA SE ACUERDA DE CUANDO FUE POLLITO …y TODO LO QUE SUBE BAJA …LEY DE VIDA …RESPETE PARA QUE LO RESPETEN

  7. Hay una falta ortográfica en la tercera opción de la encuesta, por favor arreglar.
    Muy acertada opinión, como siempre mi querida Elaine. No lo soporto a él, ni el hecho de que sus fans son unas decerebradas.

  8. Bueno el esta mal pero muy mal porque ya la arrogancia lo alcanzó y esta delante de él su ego es tan grande que en verdad se cree el King, pero ok peor aún son aquellas que se prestan para que el les agarre todo lo que Dios en su misericordia y gracia le dio quizás pierden sus parejas por un ratico en un escenario con un arrogante como el quizás un hombre bueno que aunque no cante ni tenga la fortuna de romeo, pero puede darle una familia y cuidados lo que por lo visto romeo solo busca sonido toqueteando le todo por que quien fue que dijo k tienes que dejarte masacrar tanto simplemente porque soy romeo ayyyy por Dios y mira que me gustan sus canciones y tenía otro concepto de el pero uuuf ya como que se me fue lo que pensaba de el, el único rey y alto solo Dios nadie más.

  9. Acá en mi país no hizo nada de eso, al contrario demostró humildad lleno dos estadios, con respecto a lo de la cama, es un preformance de una canción llamada Propuesta Indecente.

    Si dijo eso del dinero pues creo que tanta fama se le subió, al día de hoy ya no ha sacado nada, creo que la Bachata ya es un género más que muerto, así que aproveche lo que hizo.

    Hay diferentes opiniones, si hay mujeres que lo quieren besar pues es cuestión ya personal, de menos que sueñen con eso ya que el señor es Gay y no creo le interesen las mujeres, solamente es al público que se dirige, ya sus gustos y preferencias son cosa de él y se respetan también.

    Saludos.

  10. Será que se cree lo del tema de Héctor Lavoe: “soy el cantante de los cantantes, y ustedes pagan para venirme a escuchar”… payaso… y peor quienes pagan para ser humillados. Héctor cantaba el tema de modo jocoso pero jamás como burla o prepotencia al público; este tiene el puesto que le han dado, y más que cierto es como dices: “Dale dinero y poder y siéntate a observar”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *