Analfabetos sexuales

Ver a un adolescente hablar de sexo y de sexualidad es una experiencia sensibilizadora. Más cuando por los comentarios y las preguntas que hacen confirmo que es la pornografía y los medios de comunicación que los están educando sexualmente.

Tenemos personas en una edad donde las hormonas están revueltas, sin la información adecuada y sobreestimulados.

Esta generación no tiene las herramientas necesarias para defenderse de un medio que esta cada vez más erotizado, y el gran problema es que los padres, que son los que deberían nivelar estos contenidos, tampoco han sido educados sexualmente y no tienen las herramientas para abrir el tema en la familia.

Es difícil el panorama, porque los padres entienden que es el centro escolar el que debería encargarse de educar a los muchachos; la escuela no lo hace, y mientras tanto, los jóvenes están solos en un tema que necesita acompañamiento.

El problema es que cuando cometen un error y se infectan o se embarazan, los juzgamos sin piedad, los mandamos a la guerra sin armas y, cuando los hieren, los culpamos.

La idea es que, así como le enseñamos a cuidarse de los extraños, así como le explicamos que no deben salir solos a la calle y le decimos lo que puede sucederles; los eduquemos sexualmente. Que sepan a lo que se exponen, que puedan preguntar y que le respondamos, que podamos tansmitirles nuestros valores sexuales, lo que esperamos de ellos y ellas como familia y lo maravilloso que es esperar el momento adecuado y la persona adecuada.

También puedes leer:   Más de 13 razones para ver 13 Reasons Why

Es ayudarlos a navegar en un mar turbulento, para que puedan salir exitosos del difícil tramo llamado adolescencia.

De nosotros depende. Cambiemos la historia.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

2 comentarios en “Analfabetos sexuales”

  1. Hola Elaine. He leído casi todas tus publicaciones tratando de encontrar algo que se parezca a mi situación. Tengo una niña de casi 10 años soy una madre un poco encerrada para explicar temas como metruacion, embarazo, homosexualidad, etc. a mi hija. Pero con éstos tiempos tan acelerados que hay creo que hay que ir conversando. Mi situación es que yo me casé embarazada, gracias a Dios llevo 14 años de unión y mi familia nunca me dio la espalda, mi primer hijo murió a los 3 meses de nacido, razón por la cual muchas personas no saben que me casé embarazada, pero mi pregunta… debo decirle a mi hija lo que me pasó para evitar que algún día le suceda, espero más tiempo para hablarle o me quedo callada? El haberme casado tan joven tumbó muchas de mis aspiraciones, aunque terminé la universidad, he trabajado en un banco y puse mi propio negocio que después no funcionó, ahora no tengo trabajo, soy muy dependiente de mi esposo. Ella supo de la menstruación por una charla del colegio nunca le he había hablado al respecto solo cuando llegó del colegio ese día y tampoco de la homosexualidad tema que me da miedo hablarle pero más miedo me da que lo encuentre en el internet o en la calle. Esperando su respuesta o por lo menos una publicación parecida a mi situación. Dios le bendiga y siga así motivando a todos aquellos que necesitan un empujoncito para sobrevivir.

    1. Hola Julissa, agradezco que me escribas y la confianza depositada en mi. No es necesario que le cuentes tu historia a tu hija si no te sientes cómoda, lo que si es necesario es que le hables sobre los cambios que están sucediendo en su cuerpo, que entienda que está entrando a una etapa importante (la adolescencia) en la que sentirá y verá la vida de manera diferente, leer sobre el tema, investiga y habla con tu hija sobre esta etapa, porque ya está entrando a ella. Este puede ser el punto de partida para que inicien una conversación que perdure toda la vida, con la que puedas escuchar lo que a ella le interesa y puedas ser su guía en este tema. Saludos cordiales 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *