Atardecer

¿Qué te gusta de ti?

¿Qué te gusta de ti? Una pregunta que aturde a cualquier mortal, porque tiene tanto poder de dejar a mucha gente en silencio y mirando el piso.

¿Qué te gusta de ti? Puede sentirse como una galleta sin mano a la ignorancia que muchos le hemos dado por años a toda esa luz que tenemos dentro, porque vivimos en una sociedad que nos ha programado a ver solo nuestras sombras.

¿Qué te gusta de ti? Puede ser un golpe bajo para muchos… ¿Por qué?

Porque desde pequeños nos llaman la atención cuando hacemos algo mal y pocas veces nos resaltan cuando hacemos algo bien.

Porque diariamente solemos recibir más críticas que abrazos, más quejas que halagos, más chismes que proyectos o planes de vida.

Porque nuestra propia familia nos recuerda lo que le molesta de nosotros cada microsegundo con la intención de “educarnos”.

Porque los amigos y conocidos viven haciendo “críticas constructivas” cuando engordamos, cuando nos divorciamos, cuando algo le molesta de nosotros; y nos van tatuando en el alma unos lentes oscuros que nos dificultan ver nuestras luces.

Por eso a muchos se le hace más fácil encontrar a la gente tóxica, que a la gente que sana. Por eso es más fácil criticar que halagar, por eso es más fácil quejarse que inspirarse, por eso es más fácil existir que vivir. Porque vemos el mundo desde nuestra carencia o desde nuestra abundancia en el alma.

También puedes leer:  Los padres que le dieron a sus hijos lo que ellos no tuvieron

Por eso, cuando elegimos gente que sana, gente que te resetea con un abrazo, gente que no te conoce y te sonríe, gente que te pregunta cómo estás para entender, para aportar, no para juzgar; gente que te acompaña a llorar y te seca las lágrimas, gente que te escucha. Esa gente tiene la medicina del mundo.

Elijamos gente que sana y sanaremos.

Dejemos de mirar tanto afuera y comencemos a mirar hacia adentro en silencio.

El mundo necesita más luces que iluminen el camino.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba