Por qué no hay superheroínas rizadas

Caminando por una plaza comercial, me detuve en la entrada del cine a ver la cartelera y me encantó ver que los superhéroes están reviviendo. Esas historias que en nuestra infancia leíamos en los historietas y veíamos en la televisión ahora están cobrando vida y las podemos revivir a través de la pantalla grande.

No pude evitar imaginarme alguna superheroína con la que me sintiera identificada, más allá de sus súper poderes. Hice un recuento en mi mente de todas las que conozco y no encontré ninguna con el cabello rizo. Todas son personajes construidos en base al estereotipo tradicional que la sociedad y los medios se han encargado de meternos en la cabeza: “Mujer curvilínea, con el cabello lacio y casi todas de piel blanca”.

Recordé que me encantaba la mujer maravilla y que quería vestirme como ella, tenía una mascota con ella en portada que me fascinaba y pensé que quizá si ella hubiese tenido el pelo rizado a mi se me hubiera hecho un poco más fácil aceptar mi cabello natural, porque veía un modelo “lindo y fuerte” que se parecía a mi. Porque quizás eso me hubiese ayudado a sentirme súper poderosa por mi cabello, porque entiendo que las niñas necesitan un modelo que las ayude a sentirse identificadas y al que quieran seguir sin tener que cambiar lo que son.

También puedes leer:  Lo que revela el anuncio de la campaña de Viva

La realidad

Estoy clara de que el cine y los medios de comunicación son un negocio y lo que le interesa es vender, y esos estereotipos venden y lo seguirán haciendo, por lo que pretender que la industria cambie solo para complacer a un grupo de despeinadas es un sueño.

Por eso valoro tanto a las madres que aman su cabello natural y crían a sus hijas amando su cabello. A las que se sienten lindas con su color de piel y lo transmiten a sus hijas. A las que no viven frustradas por su peso y le enseñan a sus hijas que no valen por la cantidad de curvas que tengan, porque más que un estilo o una moda, les están enseñando a amarse tal y como son, y les están dejando el gran legado que es la base para ser mujeres empoderadas y seguras de sí mismas: aceptarse, valorarse y enamorarse de ellas mismas.

Seamos nosotras las superheroínas rizadas. Cambiemos la historia y enseñemos todos nuestros poderes, que son los reales y los que valen.

Video recomendado:

Elaine Féliz en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *