Durante los últimos 20 años, en América Latina la tasa de reproducción en la adolescencia duplica los niveles del resto de las regiones, y sólo es superada por África (UNFPA, 2017).

Los países con las tasas más elevadas de fecundidad en adolescentes en América Latina y el Caribe están en Centroamérica, encabezados por Guatemala, Nicaragua y Panamá.

En el Caribe, son República Dominicana y Guyana los que tienen las tasas más elevadas. Y en América del Sur, Bolivia y Venezuela (UNICEF, 2018).

Esta situación se debe:

❌ A la edad de iniciación sexual. Entre 1990 y 2010 el debut sexual antes de los 20 años pasó del 50 al 70% en América Latina, mientras, en el resto del mundo la tendencia fue postergar el inicio de la vida sexual (Rodríguez Vignoli, 2014).

❌ La protección anticonceptiva. En pocos países la iniciación sexual protegida supera el 50%. Las barreras a la anticoncepción forman parte de la cultura en la región que no reconoce a los adolescentes como entes sexuales, y no facilita el acceso a educación sexual integral ni a anticonceptivos modernos.

❌ El embarazo infantil forzado. Ocurre cuando una niña (menor de 14 años) queda embarazada sin haberlo buscado. Los embarazos infantiles forzados son producto de la pobreza, uniones tempranas aceptadas por familias, falta de escolaridad, violencia sexual en la familia y falta de acceso a educación sexual y servicios de salud accesibles y amigables (UNICEF, 2017).

También puedes leer:  No quiero más hijos pero mi médico sí

❌ El aborto. Las adolescentes que deciden interrumpir embarazos se exponen a riesgos para su vida y su salud. Estimaciones indican que en Brasil, República Dominicana, Colombia y Perú entre el 20 y el 30% de los embarazos de mujeres de 15 a 19 años terminan en aborto (Guzmán et al, 2000).

⚠️ Más de la mitad de los embarazos en la adolescencia son involuntarios.

Para prevenir el embarazo no intencional se requieren políticas destinadas a disminuir la pobreza, invertir en educación sexual y prevención de la violencia, además de evitar la asunción temprana de roles adultos por parte de las y los adolescentes, aumentar sus posibilidades de completar los estudios, y acceder así a mejores oportunidades de vida.

¿Quieren aprender a educar sexualmente a tus hijos? 👉 ENTRA AQUÍ

Video recomendado:

Elaine Féliz en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba