Caperucita roja

Piropos que matan

Muchas mujeres se sienten bien con los piropos que le dicen en la calle, porque les sube su autoestima, las hace sentir lindas e importantes.

Personalmente, entiendo que NO es lo mismo que te halaguen con una expresión positiva hacia tu persona, a que te violen con la mirada o con una expresión lujuriosa y vulgar; porque tienes senos, nalgas y una vagina. Para mi esos son piropos que matan.

Particularmente, me incomoda sobremanera que me piropeen en la calle, que me miren con esos ojos de lujuria como si yo fuera un jamón serrano o un bizcocho de chocolate recién salido del horno. Me incomoda, porque me siento como un objeto, siento que soy un instrumento sexual para aquellos que se hacen una erección mental hasta con una escoba.

En una ocasión entré a un edificio comercial buscando el baño, estaba muy solitario y de repente vi a dos caballeros entrando al baño de hombres y me miraron con esa risita que molesta. Puse mi “cara de pistola” y le puse seguro a la puerta. Sólo esa mirada y ese gesto lujurioso bastó para que me sintiera vulnerable, para que me recordaran que soy un objeto sexual.

Es difícil vivir en un mundo donde siempre tienes el miedo a que te violen, o que te acosen por ser mujer.

También puedes leer:  La extraordinaria rebeldía de los 40s

¿Cuál es el problema?

Hay días que amanezco con el deseo de ponerme esa falda que está guarda en la gaveta cogiendo polvo, o esos pantalones ajustados que me encantan; son esos días en que te quieres ver diferente, que ese lado femenino sale y te arreglas para complacerte a ti misma; te vistes para ti no para los otros.

Lo grave del caso es que ese día que te vistes de rojo, que te pones esa falda y que te pintas los labios mucha gente dice que sales a “provocar” y que no te puedes sentir mal si llamas la atención de los hombres, lo que me deja entender que somos mujeres esclavas.

Aunque no nos toquen físicamente, pertenecemos a un mundo construido para los hombres, donde sus deseos se imponen, por lo que hasta nuevo aviso, seguiremos siendo las víctimas del cuento.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba