Finalmente, saqué tiempo para ver el documental The Great Hack (Nada es privado) y la película Snowden (ambas están en Netflix) que tanto me habían recomendado y quedé impresionada de toda la información que aportan.

Adoré ver cómo una activista de los derechos humanos, que siempre se vió promoviendo la igualdad para todos y aportando en causas sociales, pudo caer en los caminos oscuros de la corrupción cuando el dinero se volvió una necesidad para sobrevivir y salvar a su familia de la quiebra (The Great Hack).

Lo más valioso fue confirmar cómo nos manipulan con la misma información que subimos a las redes sociales; cómo grupos muy poderosos le sacan dinero a nuestros datos y logran persuadir de una manera engañosa y muy macabra para manipular la democracia del pensamiento y lograr que la gente vote por alguien o que actúe de acuerdo a las intenciones de una mano maestra, que lo único que le interesa es mantener el poder, sacrificando lo que sea.

Pero también confirmé cómo los valores y la nobleza superan la ambición por el dinero en una mente fuerte, que no nació para dañar y que lo arriesga todo por defender la verdad y mejorar el mundo con ella (Snowden).

Entendí cómo todo lo que subimos, todas nuestras interacciones en Whatsapp, nuestros correos, fotos y publicaciones en redes sociales puede ser rastreada por los gobiernos para usarla contra nosotros.

Me encantó comprobar el poder que tiene el periodismo del bueno, ese que tiene detrás humanos que arriesgan su vida en busca de la verdad para salvar el mundo, para revelar información que aporta y rescata los derechos humanos de todos y, en este caso, el derecho de los usuarios digitales a proteger sus datos y su identidad.

También puedes leer:  Mi opinión sobre la miniserie “Poco Ortodoxa“

The Great Hack y Snowden son un golpe bajo a una de las potencias más grandes del mundo y a su interés de manipularlo todo, es una bofetada al manejo corrupto de los datos de los usuarios de las tecnologías de la comunicación. Es un rompimiento al silencio en uno de los temas que está alimentando y construyendo el odio, los extremismos y la polarización social que estamos viendo en las sociedades del mundo.

The Great Hack y Snowden nos hacen reflexionar en cómo tenemos que usar las tecnologías, en cómo tenemos que aprender a cuestionarlo todo y a escucharnos para entendernos, y en el cuidado que necesitamos tener de lo que consumimos y subimos, porque definitivamente hay muchas maneras de tergiversar una verdad para engañar y manipular.

Nos enseñan que para gobernar y manipular una sociedad, lo único que hay que hacer es dividirla, y eso justamente es lo que estamos viviendo.

¡No dejen de verlas verlas!

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba