Corona de reina

Mi opinión sobre Miss Universo

Una jovencita que estaba sentada en el público que nos acompañaba en una Jornada de Educación Alimentaria que desarrollamos en una universidad de mi ciudad, llamó mi atención, porque recuerdo que ponía cara de espanto cuando el especialista que estaba impartiendo la conferencia hablaba de la cantidades de calorías de los alimentos, y se ponía pálida cuando menciona las palabra «sobrepeso» y «obesidad».

Al terminar la jornada, la joven se acercó a nosotros y comenzó a hablar con el conferencista . Yo esperé a que terminara su consulta y le pregunté: “¿Te gustó la charla?”, y con cara pálida y ojeras acentuadas, me respondió: “Me encantó, por eso me acerqué, porque odio comer, odio engordar”.

Esa frase me cayó como un balde de agua fría, porque me dijo el odio que se tiene a sí misma, y cómo eso la hace sentir.

Por mi trabajo, veo e identifico más adolescentes que sufren de anorexia y bulimia de lo que me gustaría. Entiendo que una de las causas principales es la baja autoestima, el menosprecio por su cuerpo, y la necesidad de ser aceptadas por una sociedad que les vende un ideal de belleza tóxico y falso.

¿Por qué no me gustan los concursos de Miss Universo y todos los que sean de belleza?

Porque entiendo que ver mujeres compitiendo por cuál es la más bella, en pleno siglo 21, donde tenemos un problema de autoestima global, que lo confirma el aumento en los niveles de depresión y de mujeres que son víctimas emocionales de sus parejas, porque no se aman y no saben lo que valen; me parece una promoción a la estupidez, lo encuentro abusivo y degradante, porque es un refuerzo al antivalor que tanto daño ha causado a nuestra autoestima y a la percepción de belleza de mujeres y hombres.

También puedes leer:  Liberación femenina ¡Qué cara nos ha salido!

Entiendo, y sé los millones de dólares que mueven esos “concursos”, porque es parte del circo que entretiene a las masas, pero no puedo evitar preguntarme: ¿Cuándo evolucionaremos y comenzaremos a entender que la belleza de nadie se mide por el tamaño de su cintura? ¿En base a cuáles estándares y gustos se selecciona la más bella?

Si las masas comienzan a rechazar este tipo de eventos falsos y vacíos, a los creadores no les quedará de otra que dejar de hacerlos, pero para eso necesitamos mentes fuertes y críticas, que vean más allá de las luces del escenario.

Lo que me gustaría

Miss Universo y todos los concursos de belleza que se realizan deberían tener un aclarando como el cigarrillo y el alcohol, para por lo menos avisarle a la gente los daños emocionales que podrían causarle si no cuenta con el suficiente amor propio para verlo, que es el caso de muchas mujeres, niñas y adolescentes. Ejemplos de estas frases podrían ser: “El consumo de este programa puede afectar su autoestima y su calidad de vida” o “El contenido de este programa no es apto para niñas y adolescentes porque puede afectar su autoestima y su calidad de vida”.

Si seguimos promoviendo la estupidez, si nos enfocamos solo en la envoltura, no podremos apreciar el contenido, que es lo más importante.

También puedes leer:  La otra cara de San Valentín

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba