Mi opinión sobre la serie “Anne with an E”

Me habían referido demasiadas veces la serie de Netflix “Anne with an E” y me motivé a verla, porque varias personas me decían que Ann parece hija mía por lo revolucionaria para su época.

No puedo explicar cómo enganché con la serie desde el primer episodio. Además de lo bien lograda que está, por todo lo que revela de esa época, por la riqueza del lenguaje, la belleza de cada escena y el mensaje que te deja cada episodio; Anne fue amor a primera vista, su personaje es demasiado brillante.

Verla atravesar las crisis más oscuras, tocar fondo por tanto tiempo, vivir el dolor de la orfandad y decidir mantener la esperanza y la alegría con el poder de la imaginación es uno de los tesoros de la serie.

Anne nos confirma que no eres lo que te pasa, eres lo que decides hacer con lo que te pasa.

Anne with an E me enamoró, porque nos cuenta los inicios del movimiento feminista y nos confirma que siempre ha habido mujeres que han cambiado la historia, mujeres que han intentado silenciar porque su voz rompe con la discriminación que sostiene las cadenas sociales, y por eso molestan.

La historia te revela que el acoso siempre ha existido y que sus efectos siempre han sido devastadores, el impacto de un racismo que aún estamos enfrentando, el valor del origen, el poder de una familia que se construye con humanos que se eligen porque se aman, porque se respetan y se cuidan la espalda, aunque no compartan la misma sangre.

También puedes leer:  Mi opinión sobre "The Joker" (Guasón) la película

Anne nos recuerda lo que sufre una mente brillante en un mundo que no entiende lo diferente, lo inusual.

Nos relata cómo se percibía la homosexualidad en esa época, lo que costaba reconocerse diferente y encontrar grupos de apoyo.

Nos recuerda que vinimos al mundo a inspirar a otros, a mejorar la vida de quienes nos conocen, a mostrar cómo nos liberamos para mostrarle a los demás el camino para que también se liberen, a ser, y a expresar quienes somos.

📕 NO dejes de leer mi libro: “Crisis y Liberación, la historia que jamás conté”.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba