Mi opinión sobre la película «Soul»

No soy muy amante de Disney, pero sí de Pixar, y siempre me impresiona ver cómo logran la perfección en un formato de animación que no tiene comparación.

Me motivé a ver la película “Soul” porque varias personas que tomaron mi último curso virtual sobre “Cómo lograr tu propio modelo de éxito” y algunos seguidores en las redes me recomendaron que la vea.

Me alegra informarles que la ví dos veces y todo aquel que me invite a verla nuevamente cuenta conmigo.

Soul es un mensaje que cualquier mortal debería ver y entender porque nos recuerda que el verdadero propósito y el más importante que debemos perseguir durante nuestra existencia es vivir y conectar con la grandeza de lo simple.

Soul es tan maravillosa, porque detalla con cucharitas el don que cada persona trae al mundo y la importancia de aportar sin desgastarnos haciendo eso que amamos, porque hasta las pasiones drenan el alma cuando se hacen sin equilibrio.

Adoré cómo construyeron un modelo de éxito humano que no se caracteriza por una vida llena de fama, de riqueza y de poder externo, y con eso destruyeron el éxito enlatado que tiene a tanta gente gastada.

Me encantó que el protagonista refleja ese éxito que no hace ruido y que se construye desde lo cotidiano, desde una vida sencilla, desde esa conexión con nuestro poder interior; desde esas relaciones significativas con seres que amamos y que están ahí para acompañarnos a construir abundancia, que es mucho más que riqueza.

También puedes leer:  Más de 13 razones para ver 13 Reasons Why

Soul revela que hay almas rebeldes que vinieron al mundo a transformarlo con su esencia y que sabiduría no es lo mismo inteligencia, porque hay aprendizajes que solo se logran viviendo y conectando con humanos reales, que te enseñan con su originalidad y su experiencia.

Soul nos confirma que la genialidad se viste de originalidad y de ese disfrute de la incertidumbre de saber que cada día aprendemos algo cuando mantenemos esa fiel intención de crecer, que cada quien vino a enseñarnos algo, que las experiencias que vivimos son nuestros grandes maestros y que nuestra vida inspira, educa y transforma la de los demás, porque somos un colectivo.

Por eso, nuestra meta debe ser aprender a vivir lo mejor posible, porque morir lo hace todo el mundo.

Una de las grandezas de esta película es que promueve la espiritualidad desde un concepto de física cuántica, no desde un concepto religioso, y eso es una genialidad.

Adoré que el protagonista fuera maestro y que desde el aula transforma vidas con su esencia y su autenticidad.

Me encantó como la película resalta el poder de defender esa esencia que en muchas familias se quiere nublar para que los hijos sean quienes no son, para que vivan una vida prestada y se dediquen a complacer al mundo.

También puedes leer:  Mi opinión sobre la película "Enola Holmes"

Pudiera escribir infinitamente sobre lo que me dejó Soul, pero prefiero que te animes a verla con todas las personas que puedas.

Disponible en Disney+.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Ir arriba