Mi opinión sobre la película «Madame Curie»

Había leído sobre Madame Curie, sabía que transformó al mundo desde la ciencia, que fue una mujer que ganó su lugar y defendió sus ideas en un escenario científico exclusivamente masculino.

Pero ver su historia, la maravilla de su personalidad, sentir su fuerza, su determinación y su genialidad hace de esta película una joya imperdible.

Una de las cosas que más me gustó de la película fue ver cómo ella apreciaba su “rareza”; amé verla enfrentarse al mundo desde una feminidad única, admitiendo sus defectos y exhibiéndose con todo, porque sabía que era maravillosa.

Madame Curie es inmortal no solo por sus descubrimientos científicos, ella es inmortal porque es la fiel representación de que el poder femenino siempre ha existido, que siempre ha habido mujeres que no se adaptan al sistema y que crean su propio camino que otras seguirán.

Adoré cómo supo elegir un hombre que admiraba su genialidad y con quien también se enfrentó desde el amor para mantener su lugar; cómo no dejó que el amor la nublara y cómo defendió su esencia de la que él se enamoró locamente.

Su manera de ser mamá imperfecta, de admitir que no le interesaba ser una “buena madre” y desde ahí priorizar lo que para ella siempre fue lo importante: la ciencia, es uno de los mensajes más poderosos de la película, porque desde esa imperfección inspiró a sus hijas a encontrar su propio camino y a ser tan geniales como ella.

También puedes leer:  Libros que me han construido

Madame Curie logró marcar la historia de las mujeres porque tuvo una madre que siempre la celebró y una hermana que fue su cómplice.

Desde esa fuerza femenina encontró y fortaleció una voz que ni la propia muerte ha podido silenciar.

Ella nos recuerda la grandeza de arriesgar la vida defendiendo tus ideales.

Y que ser valiente siempre será una buena idea.

Imperdible.

Disponible en Netflix.

Video recomendado:

Comparte este artículo:

Ir arriba