Libros, películas y series

Mi opinión sobre la película “Hogar”

Acababa de terminar de leer el libro “Narcisismo: ¡Guía Específica Para Reconocer a una Persona Narcisista!”, de Elizabeth Broks, y El Jefe (mi esposo) me invitó a ver una película llamada “Hogar”.

Fue tan mágica esa coincidencia, porque ver el perfil de Javier (el protagonista) me confirmó tanto lo que aprendí en el libro y entendí que él es solo una muestra de la cantidad de mentes enfermas que tenemos cerca, que están en puestos tan poderosos como la presidencia de un país, que se esconden detrás de títulos, de perfiles en las redes sociales, de vidas de lujo, de una reputación “impecable”, de familias “perfectas”, de un cuerpo escultural y de profesionales llenos de “logros” aunque sea de otros y cueste lo que cueste.

Hogar, es una radiografía de cómo opera un psicópata, de lo encantador que puede venderse ante los demás y de cómo usa su genialidad macabra para enamorar y conseguir lo que se propone.

Javier, es un publicista que pertenecía a una clase social élite y pierde su trabajo, por lo que tiene que adaptarse a una nueva vida sin privilegios, junto a su esposa e hijo. Cosa que no puede hacer porque una mente enferma como él no tiene la capacidad de verse vulnerable, porque necesita el poder para esconder el odio que se tiene a sí mismo y su mediocridad.

También puedes leer:  Mi opinión sobre la docuserie “Jeffrey Epstein: Asquerosamente rico”

A Javier no le importa nadie, solo le importa él y lo que puede obtener de los demás, porque para él las personas son “cosas” de las que se alimenta y las desecha cuando no satisfacen su fachada y su necesidad de sentirse superior para esconder su miseria. Por eso, no tiene la capacidad de sentir empatía, de enamorarse de nadie, de cuidar y de establecer una relación real.

Javier usa la mentira, la extorsión y la corrupción, tergiversa la realidad y usa todo sus recursos para dañar a quien tiene lo que él quiere pero no puede recuperar.

La película afecta el sentido de justicia que muchos tenemos, porque confirma porqué hay gente que necesita criticar y dañar a otros para esconder sus propios sueños fallidos que los otros sí lograron con su esfuerzo.

Entradas Similares

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *