Mi opinión sobre la miniserie “Poco Ortodoxa“

En medio de este aislamiento en el que muchos estamos, encontré un respiro visual que me aportó muchas luces. La historia de Esther, una joven de 19 años que pertenece a la religión judía ortodoxa, quien desde el inicio de la miniserie, que cuenta con cuatro capítulos, se define como “diferente” a las demás mujeres que le rodean.

Me impresionó mucho ver el poder de una religión, la obediencia de una cultura que cree fielmente en sus rituales y estándares aunque eso signifique aislarse y esclavizarse, para desconectarse del conocimiento que los liberaría.

Ver la ignorancia en la que se mantenía la comunidad de judíos que rodeaban a Esther, que se desarrollaban en el barrio de Williamsburg, en Nueva York, es un balde de agua fría que te impacta. Te impacta más cuando sabes que es una historia real. Se trata de la adaptación de la novela best-seller (mejor vendida) del mismo nombre escrita por Deborah Feldman y que está inspirada en su propia autobiografía.

Lo que revela Poco Ortodoxa

Esther revela lo que viven las mujeres en culturas y religiones ultra sexistas, donde solo se consideran “valiosas” para parir, criar, cuidar y servir a los hombres. Revela lo que vive una mujer con ideas, con visión, y con el firme deseo de liberarse de todo aquello que no le permite ser y disfrutarse cuando deciden moverse para sentir y liberarse de las cadenas que las esclavizan.

También puedes leer:  Mi opinión sobre la película "Un niño como Jake"

Poco Ortodoxa me aportó mucho, porque me dio una visión de cómo piensan las mentes fanáticas, cuáles son sus miedos, por qué el conocimiento y el pensamiento crítico es considerado un enemigo mortal del estatus quo que les interesa mantener, para seguir manipulando vidas a su antojo, y con eso mantener su poder.

Con la historia de Esther, entiendo mejor cómo el matrimonio puede llegar a ser un negocio en muchas culturas, donde las adolescentes son “rifadas” al mejor postor a cambio de un estatus, que construye un éxito masculino en el que la violación, el maltrato en todas sus formas y la idea de un poder supremo masculino se lleva la vida y la felicidad de muchas mujeres.

Esther relata el dolor que sufre una mujer que no es estimulada sexualmente de la manera adecuada, porque su pareja lo único que busca es romper y fecundar. Al mismo, tiempo revela lo que ocasiona la falta de educación para el placer que hay detrás de los fundamentalismos religiosos y cómo también afecta a los hombres.

Lo que aprendí de Poco Ortodoxa

Esther revela que, a pesar de no tener acceso a una educación, a pesar de estar sometida al oscurantismo de la imposición religiosa, a pesar de no tener oportunidades para desarrollar tus pasiones porque no le conviene al sistema; una mente brillante siempre buscará la manera de liberarse, de florecer y de brillar con luz propia.

También puedes leer:  Mi opinión sobre la película Bohemian Rhapsody

Esther revela cómo el conocimiento libera, y cómo conectar con otras culturas, como limpiar los lentes para entender el mundo en que vivimos desde la neutralidad de la vida apreciando la libertad del ser, construyendo afectos con humanos que te ayuden a conectar con tu esencia, hace que vivir sea una experiencia verdaderamente hermosa.

Disponible en Netflix.

📕 ¿Ye leíste mi libro “Crisis y Liberación, la historia que jamás conté”?

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba