Libros, películas y series

Mi opinión sobre «Hillbilly, una elegía rural»

La película “Hillbilly, una elegía rural” es necesaria de ver porque expresa una realidad que no conocen quienes viven en la burbuja del privilegio.

Es un reflejo de lo que representa crecer en la marginalidad, en la vulnerabilidad en la que habitan tantas personas que son considerados humanos «de quinta categoría».

Es una historia dura de ver, porque revela el resultado de nacer en una familia tóxica, de crecer con una madre adicta y rota que no tiene nada más que ofrecer que dolor.

Es impactante ver cómo las mujeres de la familia han sido las grandes mártires, cómo tienen que sacar de donde no hay para lamer sus heridas, para cuidarse y cuidar a otros en un entorno que no tiene nada que ofrecerles y que las sigue maltratando; una realidad que refleja el drama que enfrentan demasiadas mujeres del mundo.

La relación que establece el protagonista con su abuela, con su madre y su hermana es uno de los mensajes significativos de la película, porque nos recuerda quienes son las que tienen que sacrificarse para que él pueda subir en la jerarquía social y alcanzar el “sueño americano”.

Es dura, porque expresa el impacto de la violencia de género en los niños y adolescentes, del alcoholismo, de la adicción a las drogas y cómo destruye la seguridad en sí mismos en las relaciones que establecen con el mundo que los rodea.

También puedes leer:  Mi opinión sobre Guapis ("Cuties")

La grandeza de Hillbilly, y uno de los mensajes con los que me quedo, es la importancia de saber alejarse y establecer límites con familias tóxicas; es identificar a tiempo que no tienen nada que dar y que para poder sobrevivir hay que aprender a sanar y fluir con lo vivido.

Me decepcionó un poco el mensaje que alimenta lo que le quiere vender el sistema de la pobreza, porque la historia alimenta el mensaje que hace que muchas personas entiendan que eres pobre porque no tienes disciplina, que con perseverancia y el deseo de llegar se llega a salir de la pobreza y eso no es cierto, porque las oportunidades para llegar no son las mismas dependiendo del lugar y el sexo con el que naciste, de tu color de piel, tu orientación sexual y tu edad, y eso se llama discriminación en base al privilegio establecido que sostiene la pobreza.

Disponible en Netflix

 NO dejes de leer mi libro: «Crisis y Liberación», la historia que jamás conté.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Entradas Similares