Mi opinión sobre el documental “Género, la revolución”

Soy amante de los documentales. Para una humana tan visual y gráfica como yo representan una excelente y dinámica opción de aprendizaje.

Dicho esto, confieso que pocos documentales me han gustado, me han aportado y me han inspirado tanto como “Género, la revolución”.

Es una maravilla audiovisual, porque muestra la humildad de la periodista Katie Couric, quien a pesar de trabajar con un tema tan complejo como el género, desde la visión científica, antropológica, política, etc., maneja la información de una manera tan humana, mostrando con grandeza su ignorancia en este tema y su deseo de entender; lo que la ayuda a ser empática, respetuosa y demasiado profesional al contar cada historia.

Verla explorar el tema desde los verdaderos protagonistas de la lucha en el tema de género, las personas trans; confirmar lo que tienen que enfrentar en sociedades transfobicas, lo que representa la transición de género y la confirmación sexual para recuperar su verdadera identidad es una joya.

Amé confirmar lo que hemos aprendido desde la educación sexual, que la identidad con el género define la evaluación que hace cada persona y el grado de conformidad que expresa con las normas y los patrones sociales asignados a los hombres y a las mujeres, en un mundo estructurado de manera binaria.

Confirma que la mayoría de los niños suelen desarrollar la capacidad de reconocerse como niños o niñas alrededor de los 3 años, lo que define su identidad de género. 

También puedes leer:  Mi opinión sobre la miniserie “Poco Ortodoxa“

El documental ofrece información muy actualizada del desarrollo embrionario y el impacto en nuestra identidad sexual y la expresión de la diversidad humana.

Duele ver la realidad que viven las personas transgénero y la negación de sus derechos humanos, porque el prejuicio social les quita el oxigeno para que no existan, para que no se vean en los espacios públicos, para que no “estorben” la mirada de quienes establecen un orden social excluyente y discriminatorio.

Me encantó el maravilloso aporte que representa para la visibilidad y el entendimiento de un tema tan necesario como la intersexualidad y la violación que se da desde el mundo médico a los cuerpos intersexuales para que “encajen” en un mundo binario, amputando su derecho a ser, a reconocer y disfrutar su diferencia.

Confieso que el documental me sacó lágrimas, porque me dio esperanza. Ver a los adolescentes y jóvenes que fueron entrevistados tan seguros de sí mismos, tan empapados del tema y tan dispuestos a luchar por sus derechos es demasiado poderoso, porque la sociedad cambió y la revolución es imparable.

Disponible en National Geographic (Disney Plus).

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Ir arriba