El dilema sobre las redes sociales es una propuesta que respira valentía. Expresa el profundo deseo de que nos enteremos de eso que que esos ex empleados de las grandes empresas de redes sociales que manejan nuestras vidas y nuestro cerebro, ya saben. 

Es un grito desesperado para que veamos lo que ellos vieron, para que despertemos, para que dejemos de ser objetos y salvemos el mundo.

La ví con el deseo de entender más allá de lo que me decía la pantalla, traté de comprender qué los había motivado a enfrentarse a potencias tan grandes como los dueños de las redes, que no les conviene que los usuarios de las redes sociales entendamos que nosotros no usamos nada, que a nosotros es que nos usan.

Entendí que a ellos los mueve el dolor que sintieron cuando se sintieron engañados, cuando estando dentro de ese mundo que nos manipula comprendieron la real intención que hay detrás de algo que nos venden como una herramienta, y que se ha convertido en un arma de autodestrucción.

El documental nos muestra por qué se ha polarizado tanto la sociedad, por qué se hace tan fácil ver a las personas como buenas o malas por lo que opinan de un tema, por la religión que profesan o que dejan de profesar, por sus ideales políticos, por su orientación sexual, por si decidieron casarse o no, tener hijos o no, ser vegetarianos o carnívoros.

También puedes leer:  Mi opinión sobre "The Joker" (Guasón) la película

Nos muestra el daño abismal que han hecho las redes a la humanidad, porque nos ha ensuciado los lentes con los que vemos el mundo de acuerdo a los intereses de quienes se hacen millonarios con el conflicto, con el morbo y con la mentira; para que dejemos de escucharnos, para que en vez de colaborar unos con otros la misión sea destruir a quienes no son del mismo bando y eso es un cáncer social.

Nos muestra la carnada que nos tiran para que invirtamos la vida embobados en pantallas como zombies, para que nos desconectemos de quienes tenemos al lado, para que la familia se pierda en la misma casa, para que no nos demos cuenta que nos matan estando vivos, porque dejamos de saber vivir sin estar conectados.

La esperanza es que, con información como esta, podemos cambiar el rumbo y transformar esa realidad. La buena noticia es que, cuando identificamos cómo nos manipulan, tenemos la herramienta para que dejen de hacerlo. 

Con lo que decido quedarme de toda esta información es que nosotros tenemos la capacidad de humanizar el uso que hacemos de la tecnología, siendo conscientes de que nuestro tiempo en ella determina cuánto poder le damos o le quitamos a quienes intentan usarnos.

También puedes leer:  Mi opinión sobre segunda temporada de "Sex Education"

Invertir nuestro tiempo, que es el valor más grande que tenemos, en vivir fuera de las redes, en construir conversaciones en que seamos escuchados, en mirar a los humanos sin esos sesgos ideológicos, en convertirnos en eso que nos ha hecho sobrevivir como especie y que nos hizo alguna vez entrar al mundo de las redes sociales: construir verdaderas redes de humanos que se apoyan, aprenden y se construyen juntos.

Tienen que verla en familia. Una verdadera joya que está disponible en Netflix.

No dejes de leer también Mi opinión sobre The Great Hack (Nada es privado) y Snowden

Video recomendado:

Elaine Féliz en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

5 comentarios en “Mi opinión sobre el documental “El dilema de las redes sociales””

  1. Me encantó tu comentario, permíteme tomarlo y publicarlo en Facebook ( dando los créditos pertinentes de que tú lo realizaste ) y para ser sincero probablemente sea la última publicación que haga en esa red social; si debe haber un cambio que sea por uno mismo, y creó que es necesario ya no utilizarlo. Si alguna persona que a visto el documental y a leído tu blog decide realizar lo mismo, creó que debería ser una tendencia unánime a partir de aquí. Saludos Cordiales y una Excelente Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba