Mi opinión sobre el documental «Atleta A»

Atleta A es un documental que me puso la piel de gallina de principio a fin, porque logra recopilar todo lo que vivieron las más de 100 víctimas de abuso sexual del famoso médico de la poderosa Federación Estadounidense de Gimnasia (USA Gymnastics), Larry Nassar; un depredador sexual reconocido por abusar de niñas y adolescentes durante apróximadamente 20 años consecutivos, con el permiso que le otorgaba la intimidad de su rol como médico.

El documental es escalofriante, porque revela la crueldad que hay detrás del atletismo y que sacrifica las sonrisas de muchos atletas a cambio de un resultado, lo que los convierte en el resultado que no les permite sentir ni padecer.

Larry Nassar

Me reafirmó el perfil que coincide con muchos pederastas que se esconden detrás de figuras de mucho poder y de mucha influencia social en quienes los adultos suelen depositar su confianza, porque se venden como protectores y amantes de los menores, y la gente los compra porque saben disfrazarse en una sociedad adultocéntrica que no escucha, no educa sexualmente y no respeta el cuerpo de los niños, niñas y adolescentes, por lo que esa misma sociedad que luego quiere justicia para los abusadores sexuales se convierte en promotora del abuso, porque lo normaliza.

Atleta A nos recuerda el poder que tienen las palabras para nombrar el abuso y poder identificarlo; nos explota en la cara la necesidad y el efecto de la falta de una educación sexual como pieza clave para la identificación, prevención y denuncia del abuso sexual en cualquier escenario, pero de vital importancia en ambientes deportivos, donde los cuerpos se manipulan como si fueran objetos.

También puedes leer:  El niño acosado porque no cree en Dios

El documental es impactante, porque refleja el efecto de un sistema social que nos enseña a relacionarnos compitiendo siempre, en el cual se sacrifica la humanidad para ganar. En donde unos valen más que otros porque alguien los reconoce de acuerdo a cuánto se ajuste al estándar, no importa si su identidad desaparece en el proceso.

Atleta A duele, porque comprueba cómo el machismo y la corrupción son ideologías que existen y dominan el modelo de mundo de muchos dirigentes de instituciones que promueven la honestidad y la disciplina, cómo la USA Gymnastics; cómo las mismas mujeres pueden ser más machistas y opresoras que muchos hombres, y cómo el silencio se convierte en la tarjeta de impunidad, en el permiso social que ayuda a los depredadores sexuales a seguir dañando vidas.

Adoré el final. Me gustó ver cómo se hace justicia, como la verdad siempre sale y el poder que tiene la familia para rescatar el testimonio de una víctima, para creerle, para sanarla con su apoyo y para que esa historia inspire a otras a enfrentar el dolor desde la unión y la empatía.

📕 NO dejes de leer mi libro: “Crisis y Liberación, la historia que jamás conté”.

Disponible en Netflix.

Video recomendado:

Elaine Féliz en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba