Con los pies sobre la tierra (Down to Earth) es una maravilla que logró Zac Efron y su amigo Darin, quienes le dan la vuelta al mundo en busca de ese tesoro que salva el planeta y nos renueva a todos: la energía renovable.

Cada episodio es una experiencia de reflexión. Nos deja una tarea que transforma la visión que tenemos del mundo y nuestro rol en el cambio que tanto necesitamos para revertir el daño que hemos ocasionado al planeta.

La serie muestra humanos que están aportando mucho desde diferentes partes del mundo; muestra iniciativas sostenibles que revelan la capacidad que tenemos para transformar nuestras maneras de vivir, de relacionarnos con la naturaleza y con los demás seres que habitan en el planeta, de aprender, y de darle importancia a lo que realmente la tiene.

Con los pies sobre la tierra es una joya audiovisual que tiene la capacidad de hacer vibrar el cerebro, de acelerarte el corazón y ponerte la piel de gallina con cada visita, con cada detalle captado, con la buena vibra que se siente en el equipo de producción que acompaño a Zac y a Darin en su travesía.

Una de las cosas que me dejó una linda impresión fue la relación tan humana y sensible entre Zac y Darin. Ver una amistad y una complicidad tan humana entre dos hombres que se juntaron para construirse y construir el imaginario de tantas personas que ahora tienen la capacidad de vivir la experiencia que ellos vivieron y crearon a través de la serie, es uno de los regalos que me dio las horas que le invertí a este documental.

También puedes leer:  Mi opinión sobre la película Bohemian Rhapsody

Amé cómo abordaron el tema de la espiritualidad, sin mezclarlo con la religiosidad. Me encantó el tratamiento tan respetuoso que le dieron a la diversidad étnica y a la interculturalidad.

Uno de los contenidos que más me impresionó y que me dolió al mismo tiempo, fue el que habla de la calidad del agua que consumimos, la variabilidad que existe y las repercusiones en la salud de acuerdo al agua de cada país. Nunca imaginé que existía un somelier de agua y que su función es tan importante.

El último episodio saca lágrimas.

No dejen de verla.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba