Mi opinión sobre Contratiempo

La película “Contratiempo” me llamó la atención, porque reconocí a los protagonistas Mario Casas y a Ana Wagener, y ambos me han impresionado en todo lo que he visto de ellos.

Desde los primeros minutos conecté con el guión, que logra mezclar de manera magistral dos situaciones poderosas: la relación prohibida de dos amantes que se ven a escondidas reflejando adrenalina, complicidad y deseo de disfrutar sin compromiso por un lado, y por otro la fuerza de la familia y lo que pueden hacer unos padres que pierden a su hijo para reclamar justicia.

Contratiempo me gustó, porque me vuelve a revelar un perfil que vengo siguiendo hace unos meses en libros y en películas, el “narcisista patológico”, y de lo que es capaz una mente enferma y ególatra para conseguir lo que quiere.

Es impresionante la capacidad que tiene el protagonista de usar y manipular a todo aquel que está en su entorno para aprovecharse, protegerse y conseguir poder.

Me encantó cómo reflejan la imagen de la “femme fatale” y destruyen el concepto de mujer pura y casta que no sería capaz de serle infiel a su esposo. La representación de la mujer sexual es una de las cartas que juega muy bien el guión de la película.

Contratiempo refleja la incapacidad del sistema policial, el poder de la corrupción y por qué algunas personas tienen que asumir la justicia por ellos mismos para rescatar la verdad.

También puedes leer:  Lo que revela el anuncio de la campaña de Viva

Me gustó mucho cómo representaron a nivel emocional el gran miedo que tienen todos los padres responsables y cómo puede destruir y transformar a una familia perder a un hijo.

Es excelente si quieres entretenerte porque no me aburrí ni un minuto.

Disponible en Netflix 

Restricción 13+

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

Comparte este artículo:

Ir arriba