La película 365 DNI me la refirieron adolescentes que ya he educado sexualmente, porque muchos la están viendo. Tanta es su popularidad que es el tema de conversación de esa generación en la red social Tik Tok.

365 DNI ha provocado el mismo revuelo que logró “Las 50 sombras de Grey” en su momento, porque promueve el mismo mensaje tóxico y encantador que alimenta lo que en educación sexual llamamos “La cultura de la violación”.

Confieso que me preocupó mucho verla, porque la historia alimenta el encanto de un hombre poderosamente enfermo, que lo único que tiene es dinero producto de la mafia; una mente macabra y muy dañada, que tiene que usar la fuerza y la opresión para lograr “enamorar” a la mujer con la que se obsesionó, para que esta obedezca todos sus caprichos sexuales, sane sus heridas y lo enseñe a ser menos bestia.

Lo más triste de la historia es que a pesar de todo el maltrato, de haber sido secuestrada, abusada y torturada por la bestia con cuerpo de escultura griega, ella cede a los encantos económicos del macho pecho peludo, quien terminó comprándola con su dinero, con su pene (al que todas deben venerar), y su manejo manipulador y brutal de un amor tan tóxico que termina en desgracia.

También puedes leer:  Mi opinión sobre la miniserie: “El sexo, en pocas palabras”

1 comentario en “Mi opinión sobre 365 DNI”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba