Elaine audífonos emocionales

Me puse audífonos emocionales, tengo el mundo en mute

Desde que saben que venimos al mundo inicia el guión que nos asignan.

Sueños no cumplidos de esos adultos que nos esperan o que nos tienen que esperar aunque no quieran, construyen ese guión.

Anhelos, fantasías, comportamientos, colores, peinados, maneras de hablar, gustos, carreras, parejas, hijos, estado civil, comida y hasta la manera de pensar debe ajustarse a ese guión que nos fueron tatuando desde que estábamos en el útero de mamá.

Esa obra viene con todo, menos con la aprobación nuestra. Ni siquiera nos preguntaron si nos gustaba, si se parecía a nosotros, si nos nos sentíamos cómodos en el papel.

El problema surgió cuando el cansancio nos permitió ver el telón y entendimos que no nacimos para actuar; que vinimos a resaltar y a vivir a nuestro propio ritmo.

Ese ritmo y ese camino que solo encontramos cuando aprendemos a escuchar esa voz que viene de adentro, esa que silenciaron durante años para que siguiéramos el guión.

Pero para escuchar esa voz necesitamos ponernos audífonos emocionales y aprender a poner el mundo en mute. Necesitamos quitarle poder a lo de afuera, para dejar de complacer los ojos de los demás.

Esos audífonos emocionales son tan poderosos y necesarios, que nos devuelven la calma y nos revelan el súper poder que todos tenemos.

Video recomendado:

Rexpuestas en Youtube ¡SUSCRÍBETE!

También puedes leer:  La mentira más grande que nos han contado

Comparte este artículo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *