Navegando en las redes sociales me entero del accidente aéreo en el que falleció la superestrella del baloncesto Kobe Bryant y me rompió el alma. Minutos después, los medios confirman que su hija de 13 años también falleció en el accidente, junto a una amiga de ella, el padre de su amiga y el piloto, noticia que me puso la piel de gallina porque habla mucho de una paternidad amorosa.

Investigando un poco sobre su vida me entero que tenía 4 hijas, y que era una inspiración para una de ellas, la talentosa Gianna Bryant, quien se perfilaba como una grandiosa jugadora como su padre, con quien viajaba el día del accidente.

Por lo que leí en una entrevista que le hizo CNN, Kobe alzó su voz y usó su poder para que las mujeres algún día puedan competir en la NBA, y resaltó que ya hay jugadoras de la Asociación Nacional de Baloncesto Femenino (WNBA) como Diana Taurasi, Maya Moore, Elena Della Donne, que podrían jugar en la NBA junto a los hombres, por su talento y capacidad.

Me metí en su muro de Instagram y vi que tenía cuatro hijas, que tiene años de matrimonio con una mujer que amaba, y que asumió su rol de padre y pareja magistralmente; por lo que iluminó el camino de sus seguidores, mostrando una masculinidad positiva de un atleta de su calibre.

También puedes leer:  Los padres que le dieron a sus hijos lo que ellos no tuvieron

Me encantó leer que su amor y admiración hacia Gianna, su hija, lo hizo convertirse en el entrenador de su equipo para seguirla inspirando a desarrollar una pasión que los unió hasta la muerte.

Confirmar con su muerte por qué era tan admirado, por qué hay tanto dolor con su partida, conocer el grandioso hombre que nos deja un mensaje tan valioso, que tuvo la valentía de usar su masculinidad y su poder deportivo para incluir a las mujeres y nivelar la balanza en un deporte en el que siguen gobernando los hombres, eso es dejar un legado que lo hace inmortal.

ACTUALIZACIÓN 27 de enero 2020

De la misma manera que llegué a admirar su masculinidad tan positiva y el mensaje que le dejaba al mundo con su trayectoria, me decepcionó enterarme luego que fue acusado de violación sexual en el año 2003, a una empleada de 19 años, que fue a asistirlo a su habitación y este la atacó sexualmente, y por eso borré el artículo que escribí resaltando su masculinidad.

Me decepcionó más comprobar que mintió y negó por varias semanas lo sucedido, y voy a agregar textualmente lo que publicó el periódico El País: «En varios interrogatorios durante las primeras tres semanas, el jugador siempre negó haber mantenido relaciones sexuales con la chica. Juró y perjuró que tan sólo habían flirteado ocasionalmente y que nunca habían ido más allá de las palabras en las visitas a su habitación. Veintiún días después, en una rueda de prensa montada en el Staples Center en el que juegan sus Lakers, Bryant, entre sollozos, volvió a negar el delito de violación, pero admitió ‘haber cometido el pecado del adulterio’ ”.

Luego de mucha presión, de amenazas a la víctima para que retire la acusación que ponía en peligro la reputación de un jugador tan valioso para la NBA, el dinero se encargó de llegar a un acuerdo económico con la víctima, para silenciarla, acuerdo muy frecuente en este tipo de escándalos en el que más que evidenciar la culpa del atleta, lo que se logra es desprestigiar a la víctima o callarla. Luego de esto, el futuro de Koby seguía siendo promisorio en su carrera deportiva y se le concedía una nueva oportunidad para seguir con su vida.

También puedes leer:  El cuento de hadas en el que viven muchos padres de hoy

Me apenó mucho enterarme de esto, porque no eres un ejemplo de masculinidad cuando dañas a las mujeres, cuando usas tu poder para destruir la dignidad. Lo que más me apena es que pensaba que Koby era la excepción en un mundo deportivo lleno de escándalos y violencia sexual hacia las mujeres, pensaba que era diferente, y no. Me sigue apenando su muerte, claro, pero la admiración se fue.

Necesitamos seguir trabajando para reconstruir la masculinidad. Necesitamos enseñarle a los hombres que no son un pene lleno de testosterona; que para dejar un legado se necesita ser coherente cuidando a todas las mujeres, no solo a sus hijas, porque tampoco cuidó a su esposa con esto.

Cuenta la leyenda que los novatos recién llegados de las ligas universitarias de la NBA reciben un mismo consejo antes de pisar la cancha por primera vez: «Acuérdate siempre de que las mujeres son gratis pero los niños cuestan dinero” y Koby confirma que es uno de los que obedecieron ese mandato.

Comparte este artículo:

10 comentarios en “Lo que nos deja Kobe Bryant”

  1. Rompe el alma lo de la niña, sí. Pero ya que estas en research profundo, averíguate un chin la parte de cuando violó a una joven en Colorado y el miedo y la intimidación de los abogados fue tan intensa que la chica retractó todo. Pero como dicen en mi campo: «No hay niños feos ni muertos malos».

  2. Excelente comentario, muy bueno, que más se puede decir de esa leyenda ido lamentablemente a destiempo que no sea positivo y bueno, Dios lo acoja en su redir al igual que a su niña y los demás fallecidos en ese fatídico día, paz y descanso a sus alma.

  3. Hola Elaine. Yo creo que esa «verdad» nunca estuvo clara. No el pudo si negar en principio la relación por el miedo que siempre tiene la persona casada a su pareja. También es cierto, ha pasado innumerables veces, que cuando un famoso y adinerado tiene relaciones sexuales con alguien extramarital, luego aparecen demandandolo por violación, es una modalidad para obtener dinero. De entrada, si la persona en verdad hubiese sido abusada, no vende su dignidad por dinero para callar. Creo que hizo muchísimo por los menos pudiente, incluso a los puertorriqueños con autismo les tendió la mano. No creo que alguien con unas ganas así de ayudar a los demás y tan querido por todos, tenga sentimientos para abusar de ninguna mujer. Solo es mi opinión.

    1. Hola Hannoy,

      Investiga otros casos de las víctimas de violación sexual por personalidades como él y te encontrarás con amenazas de muerte, acoso de fanáticos y mucho miedo, por lo que no se me hace difícil creer que este caso pudo haber sido parecido a esos. No estoy diciendo que no me apena su muerte, pero no puedo ponerlo como un ejemplo de masculinidad por la sencilla razón de que sería incoherente a lo que promuevo. Soy cero tolerancia al abuso sexual. Saludos.

    2. Hannoy, te invito a que investigues mejor los casos…si estaba clarísimo, habían moretones, sangre y pruebas de ADN. A la joven la persiguieron de tal manera, acosándola a ella y su familia (incluso en el tribunal decían su nombre intencionalmente para violar su privacidad en los medios, lo que resulto que fans y periodistas se le aparecieran en su casa) por lo que tuvo que llegar a un acuerdo en la corte para salvaguardar su privacidad y su integridad. Imagínate tu una manada de gente fanatica fuera de tu casa.
      El pudo haber hecho muchas cosas positivas que siempre en esos casos son apoyadas o impulsadas por los managers para contribuir a la percepción positiva de tu persona…. Algo así como: de dia ayudo la liga de deporte de mi hija y de noche salgo y puedo aprovecharme de una que no tenga la ventaja de mi posición y que pueda callar fácilmente con dinero… hay que dejar de culpar o dudar de las víctimas de violacion.
      Esto es como el senador caza niñas que ya no se escucha en las noticias… eso estaba clarísimo y seguramente esta siendo “arreglado” con dinero… el hecho de que haya desaparecido o se haya construido una marana de confusion alrededor de la historia no significa que no sea cierto.

  4. Cometió un error que cualquier humano pudo haber cometido, eso no hace que sea menos triste su partida a destiempo, además si pudiste investigar bien él no la violó fue decisión de los dos.

    1. Hola Amira,

      La versión de la víctima fue bastante contundente y con el dinero que se mueve en ese mundo del deporte es más que normal que se tergiversen los hechos. No he dicho que no me apene su partida, pero no puedo promoverlo como un ejemplo de masculinidad. Saludos.

  5. No tienes mejores cosas que decir de una persona que ya no esta con nosotros, creo que es una falta de respeto que esté escribiendo algo asé en estos momentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba